Quién esta en linea

Tenemos 40 invitados conectado(s)

Visitas

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter

Don Espeche y otras tres familias cuentan con sus nuevas viviendas

Espeche Lucía Dante IPV

Dos emotivos momentos protagonizaron esta mañana la gobernadora Lucía Corpacci y el administrador del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Dante López Rodríguez, al formalizar la entrega de sus nuevas viviendas a Don Ramón Gregorio Espeche, el anciano vecino desalojado meses atrás en Sumalao, Valle Viejo, como a otras tres familias que recibieron sus casas durante otro tocante acto en la esquina Luis Ahumada y el puente de calle Mota Botello, en el barrio Alem de esta Capital.

El administrador de la Vivienda y la mandataria estuvieron, primero, en el populoso sector de Los Ejidos, en donde la Secretaría de la Vivienda, mediante el programa Sol Habitat, le construyó su flamante núcleo habitacional a la familia Vera, que anteriormente vivía en total hacinamiento, en una sola habitación.

Allí, la dueña de casa recibió el título de su ahora cómoda casa, de 62 metros cuadrados, dotada de tres habitaciones, comedor, cocina, baño y antebaño, y en pleno funcionamiento los servicios de energía eléctrica como los de agua potable, caliente y fría.

 

alt

En el mismo lugar se entregaron las carpetas de adjudicación a Rosa Isabel Quinteros, de Av. Italia 86, en la ciudad Capital, y a José Arturo Rodríguez, del Bº La Antena, departamento Valle Viejo. En sus casos, también beneficiarias del programa Sol Habitat, que ejecuta la Secretaría de la Vivienda.

Posteriormente, la Dra. Corpacci, con una reducida comitiva entre quienes se contaban también los diputados Cecilia Guerrero, Armando López Rodríguez y Augusto Barros, se trasladó al domicilio de Samuel Molina s/n, de Sumalao, Valle Viejo, donde el IPV, con asistencia de la Secretaría de la Vivienda, construyó la vivienda para Don Ramón Gregorio Espeche, el vecino jubilado, de 91 años de edad, quien en el mes de febrero último fuera desalojado de la propiedad que ocupaba a pocos metros del lugar.

Su caso fue de público conocimiento, porque hasta motivó manifestaciones y marchas de solidaridad de los vecinos chacareros, ante la demanda judicial entablada por la sucesión de la familia Molina Ocampo, propietaria de los terrenos donde se levantaba la humilde morada del Don Espeche, que fue demolida con topadoras el mismo día que se ejecutó el desalojo.

Ante esta circunstancia y por expresas instrucciones de la gobernadora Corpacci, el Arq. López Rodríguez se contactó con la familia, y en el predio de una de las hijas de Don Espeche, dispuso la construcción de lo que hoy es su flamante vivienda de un dormitorio, living, cocina y baño, igualmente dotada de todos los servicios de agua y energía.

"Desde que empezaron hasta hoy pasaron 45 días y ya tengo la casa lista”, atinó a comentarle Don Espeche a Lucía, quebrado por la emoción, mientras sus ojos se adherían entre lágrimas a la sensibilidad del instante, y cuando tembloroso le extendía un ramo de rosas a la mandataria. "No hacía falta”, dijo la gobernadora, añadiendo que "a estas flores la vamos a compartir con Dante (López Rodríguez), y con todos los técnicos, las asistentes sociales y los obreros que trabajaron para que ud. pueda disfrutar de su vivienda”.

Al beneficiario lo rodeaban sus hijas Rosa del Carmen y Sofia del Valle, quienes dialogaron animadamente con la Dra. Corpacci, relatando secuencias del amargo momento del desalojo y la inmensa felicidad que ahora les toca vivir. El sobrino Ramón Eusebio, de 69 años, orgulloso comentaba "que el tío Ramón, fue mi tutor desde los 10 años, así que es como si fuera mi padre, y, como mis primas, me crie en la casa de la que lo habían echado”, recordó igualmente emocionado.

La gobernadora los felicitó y deseó que "ahora disfruten este momento, para la alegría de toda la familia y sus vecinos”, reiterando su beneplácito "por la rápida y comprometida intervención” que le cupo al administrador del IPV, López Rodríguez, como al resto del personal del IPV y la Secretaría de la Vivienda.